Nuestro Blog de Marketing Digital

Consejos sobre posicionamiento SEO, publicidad online, diseño web y redes sociales

Consejos marketing emocional

7 consejos de marketing emocional que te ayudarán a conectar con tu audiencia

Ya te habíamos hablado anteriormente en el blog sobre el valor de las emociones en marketing, y la importancia que tiene en las decisiones de compra. Y es que el marketing emocional puede ser una gran baza para conectar con tu público y crear vínculos afectivos con tus clientes, pero para ello debes contar con una estrategia apropiada y bien definida.

Lo primero que debes tener en cuenta es que las personas tenemos dos extremos, el racional y el afectivo, pero las emociones influyen en tu comportamiento mucho más de lo que imaginas. Incluso las decisiones que pueden parecer más reflexivas están condicionadas por tu subconsciente más emocional.

Es por esto que el marketing emocional pretende seducir a tu público objetivo y conectar directamente con su corazón, su afectividad y sus emociones. Por eso tiene tanto éxito y debes aplicarlo en la estrategia de tu empresa. Pero la pregunta es, ¿cómo? ¡Te lo contamos!

Los 7 tips de marketing emocional que necesita tu empresa

Ahora que tienes claro que necesitas añadir un toque sentimental a la estrategia de tu negocio, te vamos a enseñar los consejos fundamentales que harán que triunfes sí o sí. Ten en cuenta, en cualquier caso, que necesitarás adaptar tu enfoque a las características específicas de cada público. Estos tips te van a venir de maravilla, ¡vamos a verlos!

1. Apunta: estas son las emociones que más venden

La nostalgia, la felicidad, el amor, la pasión y la simpatía son factores afectivos positivos que funcionan muy bien, por lo que trata de enfocarte hacia ellos siempre que puedas. También son bastante habituales la tristeza, la ira y el miedo, aunque en estos casos son negativos. Por tanto, tu objetivo tiene que ser aportar recursos para evitar o compensar estas emociones.

2. Personaliza tus mensajes

Cada persona es un mundo y por tanto, cada público, un auténtico universo de mundos diferentes. Sea como sea, debes personalizar tus comunicaciones en función de a quién van dirigidas. Conoce a fondo a tus destinatarios y adapta tu mensaje según sus gustos, expectativas, necesidades y circunstancias. 

3. Promueve la identificación

Cuando lees un libro o ves una película te identificas con el protagonista, vives esa historia intensamente. ¿Por qué pasa esto? Porque conectas emocionalmente con la trama. Este recurso es muy valioso, también, para tus comunicaciones emocionales. Solo si presentas tus argumentos conectados a gente similar a tu público actual, estarás avanzando en la dirección adecuada.

4. Potencia el sentimiento de pertenencia

Sentirse parte activa de una comunidad, una marca o una idea es un factor de motivación muy positivo desde un punto de vista emocional. A todos nos gusta sentir que pertenecemos a un grupo. Así que no dudes en promover ese sentimiento de pertenencia y recompensar a tus clientes con una consideración especial como parte de ese todo colectivo.

5. Mantén una unidad de criterio

Recuérdalo: la coherencia es fundamental. Actualmente es probable que lances comunicaciones corporativas a través de múltiples canales. Si en cada uno de ellos utilizas tonos, conceptos o enfoques contradictorios, el sentimiento que proyectarás es el de la confusión. Unificar los mensajes es una acción imprescindible que te ayudará a conectar más fácilmente con el público, y a que identifiquen tu marca.

6. Crea tu propio relato

Se trata de que practiques la técnica del storytelling, cuenta historias que seduzcan a tu público. Y cuando veas que esto funciona, da un paso más allá, promueve experiencias dirigidas a tu target en relación con tu empresa a través de la novedosa estrategia del storydoing. Historias y experiencias, una fórmula emocional que seguro te funciona.

7. Apoya causas sociales

Asume compromisos sociales y actúa en consecuencia. Eso sí, no basta con decirlo: tienes que cumplir... y sentirlo. La sinceridad es fundamental en este aspecto. Si no lo vives, tu público lo notará y perderás toda tu credibilidad, fomentando el rechazo a tu marca. Si por el contrario consigues mostrar tu lado más comprometido y humano, la conexión con las emociones de tus clientes está asegurada.

Y ahora que ya sabes un poco más sobre cómo aplicar el marketing emocional en tu negocio, solo queda llevarlo a cabo y ver cómo ayuda a crecer tu comunidad. ¿Necesitas ayuda? En Dayvo estamos dispuestos a llenar de sentimientos tu negocio. ¡Contacta con nosotros y te ayudamos!

Sin comentarios

Añadir un comentario