Nuestro Blog de Marketing Digital

Consejos sobre posicionamiento SEO, publicidad online, diseño web y redes sociales

Qué es el Social Selling

Qué es el Social Selling y cómo puede ayudarte a vender más

Seguro que ya has escuchado el término en varias ocasiones, pero tal vez no sepas al cien por cien lo que significa. Y es que es normal que te suene, porque cada vez son más las empresas que apuestan por el Social Selling, ¿tú aún no lo has puesto en práctica?

Igual sí que has empezado a mover las redes sociales de tu empresa, pues en gran medida en eso se basa el Social Selling. La cuestión clave de esta técnica es ir consolidando tu imagen de marca y ganando notoriedad con tu empresa, gracias a un buen uso de los medios sociales. Con esto conseguirás que la comunidad te conozca mejor, te recuerde como une experto en tu sector y, en definitiva, ganarás clientes que acudirán a comprar tus productos a través de la tienda online o en tu establecimiento físico.

¿Qué es el Social Selling?

Podríamos definir el Social Selling como una estrategia de marketing que se sirve de un buen trabajo en los medios sociales para llegar a los potenciales clientes e incrementar las ventas en el futuro, a largo plazo. Hay que distinguirlo muy bien de las ventas directas en redes sociales, ya sea a través de plataformas de venta o por medio de la publicidad. En este caso no se trata de ventas inmediatas ni entra en juego la publicidad, se basa simplemente en atraer clientes potenciales indirectamente, a través del branding, creando un contenido de calidad en las redes sociales.

Está claro que la fórmula es sencilla en la teoría, pero conlleva mucho esfuerzo en la práctica. Conseguir una mejor imagen de tu marca y de tu negocio a través de tus publicaciones y tu relación con la comunidad es una garantía de éxito a largo plazo, y repercutirá en grandes beneficios para tu empresa.

La clave para ello son los contenidos, ofrecer publicaciones útiles para tus clientes potenciales, investigar continuamente para saber qué es lo que buscan o qué necesitan, para así poder ayudarles y proporcionárselo en cierta medida. Además, es esencial una comunicación conjunta y coherente para dar una sensación de unidad y profesionalidad en todos los contenidos que publiques de tu empresa.

Con todo este trabajo de Social Selling, finalmente lo que se busca es llegar a los potenciales clientes de un modo indirecto, es decir, no se busca vender un producto, sino que ellos quieran comprarlo, que los clientes elijan tu empresa por delante de las de tu competencia.

¿Qué ventajas tiene?

Las redes sociales y el denominado Social Selling han cambiado la forma en la que venden y se comunican las empresas. Como ya hemos dicho, está claro que el objetivo no es la venta directa en redes, sino ganar relevancia en el mercado con tu marca, dar a conocer los productos, informar a los clientes y persuadirles con los propios productos y servicios de tu empresa. Como bien puedes intuir, debido a todo ello, esta técnica se ha convertido en una parte esencial del marketing de cualquier negocio. Pero entonces, ¿qué se consigue con el Social Selling? ¿Qué beneficios aporta? Pues aquí te lo detallamos.

1. Compartir nuevos productos o servicios

Cuando creas una comunidad en redes sociales resulta más fácil dar salida a tus productos. El Social Selling te puede servir de gran ayuda para presentar las novedades de tu empresa, o dar a conocer tus servicios para que calen en tu público, y te elijan en el futuro cuando necesiten comprarlos.

2. Compartir contenido relevante

Para tener éxito con esta estrategia tienes que hacer posts, subir vídeos o incluir imágenes de contenido interesante para tu audiencia, y que se aleje de la oferta o la venta directa de tus productos, sino algo relacionado, un valor añadido sin pedir nada a cambio. Así conseguirás ganarte poco a poco la simpatía y confianza de tus potenciales clientes, dando respuesta a sus dudas y necesidades.

3. Interactuar con los seguidores o posibles clientes

Ofreciendo información sobre productos y contenido de calidad relacionado con tu marca, día a día irás creando una comunidad digital en torno a tu actividad. Lograrás interactuar con las personas interesadas en tu negocio que pueden comprar tus productos más adelante.

4. Conectar directamente con clientes potenciales

A través de tus publicaciones o mediante mensajes privados, tus potenciales clientes podrán conectar contigo fácilmente tras ver tu actividad y los servicios de tu empresa. Por ejemplo, puedes conseguir nuevos leads a través de Instagram o Facebook, que hoy son un medio habitual para preguntar precios o solicitar un presupuesto. También a través de LinkedIn, que es un gran espacio de intercambio para las relaciones profesionales y empresariales.

5. Mejorar la imagen de la empresa

Una de las mayores ventajas del Social Selling es que hace evolucionar tu empresa, mejora el branding de tu compañía, y con ello conseguirás diferenciarte de la competencia. Eso es fundamental porque se traduce en que tus clientes potenciales te recordarán más fácilmente, te valorarán como un experto en tu área tras verte día a día en las redes sociales y, cuando necesiten tus servicios, te elegirán a ti.

Como ves, no son pocas las ventajas que proporciona esta técnica de marketing que ya muchas empresas llevan a cabo. Si tú aún no practicas el Social Selling, no lo dejes para más adelante, ahora es el momento. Aprovecha la oportunidad que ofrecen las redes sociales para crecer en el entorno digital y mejorar la imagen de tu empresa con el objetivo de generar ventas. ¿Todavía tienes dudas? ¡Llámanos y te ayudamos!

Sin comentarios

Añadir un comentario