,,,

Nuestro Blog de Marketing Digital

Consejos sobre posicionamiento SEO, publicidad online, diseño web y redes sociales

Lecciones del coronavirus para las empresas

Las 7 lecciones que deja la crisis del coronavirus a las empresas

Está claro que la crisis sanitaria del coronavirus es algo que nos ha afectado a todos, una situación que nunca imaginamos, la gran crisis que le ha tocado vivir a nuestra generación. Es un hecho que las consecuencias del COVID-19 y del confinamiento son negativas, ya no solo a nivel sanitario sino también social y económico.

No obstante, pese a todo, esta situación sin precedentes también ha demostrado ser una gran oportunidad a nivel empresarial que hay que aprovechar para salir a flote y recuperar lo perdido. La crisis del coronavirus ha abierto nuevos caminos y enormes posibilidades para los negocios, ha tocado reinventarse, y las empresas que no se han quedado paradas pueden salir reforzadas de esta difícil situación.

¿Qué cosas positivas para las empresas se quedan tras la pandemia?

Hay que ser conscientes de que la realidad que vivimos ahora, la del post confinamiento y la desescalada, va a llegar a su fin más pronto que tarde. La vida continuará, y nos adaptaremos un tiempo a la ya famosa 'nueva normalidad', hasta que recuperemos por completo nuestro día a día. Pero es necesario que, después de todo lo vivido, nos quedemos con los aspectos positivos que nos ha dejado la pandemia: lecciones aprendidas y mejoras que han llegado para quedarse, oportunidades que debes aprovechar para mejorar capacidades y reinventarte, con el único objetivo de seguir siendo una empresa de éxito.

1. Avance en la transformación digital de las empresas

Si algo ha quedado claro con la pandemia del COVID-19 y el confinamiento es la importancia de la presencia online de las empresas y negocios. Ya era esencial contar con una web o una tienda online para vender tus productos, pero ahora se ha puesto de manifiesto más que nunca.

Los negocios físicos tuvieron que cerrar durante un tiempo, y las empresas que no habían dado el paso de la digitalización han visto que ya no es una opción, sino una necesidad. Si el coronavirus todavía no te ha animado a apostar por una ecommerce, no esperes a la próxima pandemia y digitaliza tu negocio cuanto antes.

Pero ojo, no sólo se trata de tener una web o tienda online y olvidarte de ella, sino que tienes que actualizar los contenidos, contar con una estrategia de marketing integral, buscar una presencia profesional en redes sociales, y confiar en la publicidad online como la mejor vía para llegar a tus clientes potenciales en cualquier circunstancia.

2. Impulso a la modalidad de teletrabajo

¿En tu empresa puedes ofrecer la opción de teletrabajar? ¿O tal vez tú como dueño de un pequeño negocio puedes trabajar desde casa gran parte del tiempo? Ha tenido que ser una pandemia la que nos haga plantearnos estas cuestiones, y la que ha permitido dar pasos de gigante en la implantación del teletrabajo.

El coronavirus y el confinamiento han demostrado que el teletrabajo es posible y será una realidad a partir de ahora. Está claro que no siempre, pero sí para muchos puestos de trabajo y muchas personas. Es obvio que en ocasiones no se puede teletrabajar, más aún si eres un autónomo o PYME que ha de resolver muchos asuntos en persona, pero sí es cierto que ha demostrado ser un sistema de gestión perfectamente válido en muchos sectores, y que con un correcto control y seguimiento puede ser una estupenda opción tanto para ti como para tus trabajadores.

3. Nuevas formas de ofrecer los productos

Las empresas han tenido que reinventarse de un modo u otro, y al estar cerradas las sedes físicas han buscado una alternativa para ofrecer sus productos. No solo hablamos de la venta online, sino también de adaptar el modelo de negocio para tratar de salir indemnes de esta situación.

Por ejemplo, son muchos los establecimientos y negocios que han reforzado o apostado por el reparto a domicilio, el servicio telemático, las consultas a distancia, las entregas en el local o el servicio de cita previa. Opciones que han permitido a las empresas seguir facturando en tiempos de crisis, y que en muchos casos permanecerán como un complemento perfecto a la venta física o el servicio presencial.

4. Mejora de las vías de comunicación para clientes y empleados

En tiempos de coronavirus, la comunicación de las empresas se ha visto reforzada en todos los ámbitos. Al estar separados, confinados, o teletrabajando, las vías de comunicación se han multiplicado, tanto a nivel interno, como en relación con el cliente.

Esta crisis es una oportunidad para fortalecer los canales de comunicación dentro de tu empresa, fomentando los chats y grupos de trabajo, así como las reuniones virtuales y videollamadas. Pronto comprobarás que supone un importante ahorro de costes y desplazamientos.

De igual manera, es el momento de fomentar la atención al cliente, reforzar los canales de contacto para tratar de cubrir esa distancia física y mantener una comunicación fluida. Muchas empresas han implementado la posibilidad de hacer pedidos y contactar por WhatsApp o chat, además de mejorar la atención online y telefónica.

5. Mayor seguridad e higiene

Los aspectos sanitarios han cobrado especial atención también en el ámbito de la empresa. Todos nos hemos acostumbrado a la distancia social y la mascarilla, pero además se han mejorado las condiciones de seguridad en el entorno laboral y las medidas sanitarias.

Hoy en día es mucho más seguro realizar cualquier trabajo independientemente del entorno o las circunstancias, ya que se ha incrementado la conciencia sobre la seguridad, la higiene, y la prevención de riesgos en cualquier espacio laboral o comercial. La confianza en relación a tu empresa aumenta considerablemente, y todos ganamos con ello, tanto tú como empresario, como tus trabajadores o tus clientes. 

6. Flexibilidad y conciliación

Durante este periodo extraordinario que vivimos con el COVID-19, las empresas han establecido mecanismos de trabajo más flexibles que han demostrado ser un acierto. ¿Lo has probado en tu negocio? Puedes mantener o incluso aumentar la productividad de tu equipo, con medidas que hagan la vida más fácil a tus trabajadores en circunstancias como las actuales.

Ofrecer turnos y horarios más flexibles, permitir el teletrabajo como complemento al trabajo presencial, o favorecer la reducción de la jornada en busca de una mayor conciliación, son algunas de las soluciones que pueden ayudar a tu empresa.

7. Nuevas herramientas tecnológicas y métodos de trabajo

El poder de adaptación del ser humano es impresionante, y con esta pandemia hemos sido más conscientes que nunca. No solo nos hemos confinado y hemos trabajado desde casa, sino que hemos aprovechado la oportunidad para mejorar las herramientas tecnológicas que tenemos a nuestro alcance.

Las empresas han sustituido las reuniones presenciales de trabajo por meetings virtuales y videollamadas, y así seguirá siendo en gran medida a partir de ahora. Se han desarrollado nuevas aplicaciones para trabajar a distancia, así como programas para la gestión de equipos, y herramientas para la formación a distancia.

Los desarrolladores e informáticos no han parado durante estos meses, desplegando toda una red de equipos y servidores en tiempo récord, que ha permitido a las empresas seguir con su labor desde casa. Todas esas herramientas, hardware y software, es el legado que deja el COVID-19 para afrontar con ganas el futuro que nos queda.

Y tú, ¿a qué esperas para centrarte en el lado bueno de las cosas? ¿Por qué no aprovechas todos estos aspectos positivos para que tu empresa salga fortalecida de esta situación? Nosotros te ayudamos, ¡llámanos!

Sin comentarios

Añadir un comentario

,,,