Nuestro Blog de Marketing Digital

Consejos sobre posicionamiento SEO, publicidad online, diseño web y redes sociales

Redirecciones 301 y 302: descubre qué son y para qué sirven

No te descubrimos nada nuevo si te contamos qué es una redirección, seguro que en los últimos años te has encontrado con muchas al navegar por Internet. Pero, ¿cómo son de necesarias para mejorar la experiencia de navegación en tu web? Pues a ello vamos.

Una redirección puede ayudarte a mejorar el rendimiento de tu sitio web, evitando que los usuarios lleguen a páginas sin contenido, o con errores 404. En este post te vamos a contar en qué consisten y cómo puedes realizar una redirección 301 y 302.

¿Qué es una redirección?

Pues se trata de un proceso automático que se realiza para que quien visita tu página llegue a una dirección concreta. Se suelen activar cuando la página está en mantenimiento o en proceso de migración a un nuevo servidor o dominio, por ejemplo. El objetivo es no perder el tráfico orgánico generado y evitar que los usuarios se encuentren con una página en blanco cuando lleguen a tu web.

¿Cuál es la redirección 301?

La redirección 301 es un tipo de redirección permanente que suele usarse cuando se ha cambiado la dirección de la URL original. También se utiliza cuando dos páginas tienen contenidos muy similares, en ese caso se realizaría esta redirección desde el contenido peor posicionado hacia el mejor posicionado. Para esta técnica también se puede utilizar la etiqueta canonical.

Su uso es ideal para que el bot del buscador entienda, al hacer su revisión periódica, que la antigua URL ya no existe y que ha de redirigir el tráfico hacia la nueva. Así, se evita perder el posicionamiento y el ranking obtenido. Por lo tanto, debes usar este tipo de redirección para:


• Realizar un cambio de dominio.
• Tras modificar tu URL para que sea más amigable o semántica.
• Al actualizar un contenido aumentando su calidad.
• Cuando cambias la estructura interna de la página web.
• Para evitar la canibalización entre dos páginas que comparten sus palabras clave y el posicionamiento de una de ellas afecta a la mejor posicionada.
• Conseguir que los SSL sean más eficaces facilitando el cambio de “http://” a “https://”.


Algo que debes tener en cuenta es que la redirección 301 no tienes que mantenerla activa siempre. En un plazo de seis meses Google se encargará de enviar el tráfico a tu nueva URL, aunque es mejor que esperes al menos un año para mayor seguridad.

También es importante mencionar que no deberías enlazar una redirección 301, sino que debes hacerlo hacia la página nueva a la que estés redirigiendo tu tráfico. De esta forma conseguirás reducir los tiempos de espera entre página y página.

¿Y la redirección 302?

Una redirección 302 es temporal, es decir, que la página web no está disponible temporalmente, pero si lo estará en un futuro próximo. Algo muy importante que debes tener en cuenta es que cuando la realizas no estarás traspasando fuerza o linkjuice hacia la página que está apuntando la redirección 302. Se creó para usarse exclusivamente para redirigir contenido a una página temporal.

Tras eliminar la redirección, la página original seguirá conservando su posicionamiento. No es tan habitual encontrarla, pero sí es bastante útil en los siguientes casos:

Al encontrar un contenido erróneo. Mientras se soluciona, la persona que visita la web puede acceder a la página temporal.
Tras experimentar un ataque que exija la renovación de las páginas dañadas. Así, ganas tiempo mientras intentas solucionar el problema.

Como has comprobado, ambas alternativas tienen como objetivo aprovechar mucho mejor el tráfico que generas y, sobre todo, evitar la pérdida de personas interesadas en tu propuesta. Además, se pueden programar con mensajes explicativos que facilitan así el proceso, e informan mejor al usuario.

¿Conocías las redirecciones 301 y 302? ¿Las habías utilizado con anterioridad? Se usan con frecuencia en el ámbito del diseño web y el posicionamiento SEO, en Dayvo las conocemos bien y trabajamos habitualmente con ellas, así que si necesitas ayuda solo tienes que decirnos ¡Contáctanos!

Sin comentarios

Añadir un comentario